¿Qué es un sistema híbrido solar diésel?

Foto del autor

By admin

Hoy en día, España se encuentra a la cabeza del crecimiento europeo con 4,7 GW de nueva potencia fotovoltaica. Los sistemas híbridos solares se caracterizan por combinar energía solar con otro tipo de energía en una misma instalación o sistema dedicado para la generación de electricidad limpia.

¿Cómo funciona un sistema híbrido diésel fotovoltaico?

Un sistema de generación de este tipo cuenta con dos fuentes de energía. Por un lado, están las placas fotovoltaicas que generan energía eléctrica a partir del sol y el inversor almacena la energía en baterías, que convierte la corriente continua (CC) en alterna (CA) para poder usarla.

Además de las placas fotovoltaicas, la instalación híbrida tendrá otra fuente de energía: un grupo electrógeno diésel. Estas dos fuentes de energía se utilizan para complementarse entre sí.  La energía solar es intermitente y variable. De modo que, cuando la energía que proporciona el sol no sea suficiente o en algunos casos sea menos rentable (por ejemplo, la hora del día ya no es óptima en cuanto a la luz solar), el sistema híbrido echa una mano del combustible diésel para generar energía.

¿Cuáles son los componentes de un sistema híbrido diésel fotovoltaico?

Grupos electrógenos diésel

Los grupos electrógenos diésel proporcionan energía a través del consumo de combustible. La mayor parte del tiempo se utilizan en lugares con una red débil (cortes de energía recurrentes) o fuera de la red como respaldo o como principal recurso energético.

Gestión del sistema energético (EMS)

El sistema EMS se puede utilizar para monitorear, controlar y optimizar el rendimiento del sistema de generación. Actúa como puente entre los sistemas fotovoltaicos, los grupos electrógenos y las cargas. Su función permite hacer el seguimiento de las instalaciones y analizar la carga actual y el estado de la red.  Además, esta opción de monitoreo reduce los costos de operación y mantenimiento a largo plazo.

Sistema fotovoltaico: paneles solares

Consta del número total de paneles solares que se encargan de absorber los rayos de sol como fuente de energía para generar electricidad. Estos utilizan la tecnología solar fotovoltaica (PV) que convierte la radiación solar en corriente continua (CC).

Inversores solares

Un inversor es uno de los elementos más importantes del sistema de energía eléctrica solar. Este aparato es capaz de gestionar la energía que proviene de varios sistemas. Por un lado, la que generan las placas y, por otro lado, la que tengan almacenadas las baterías o la de la red eléctrica. Convierte la salida de corriente continua variable (CC) de un panel solar fotovoltaico (PV) en la corriente alterna de 240V (CA).

Baterías

Se pueden incluir de manera opcional baterías para almacenar el exceso de energía generado por el sistema fotovoltaico. Puesto que la energía solar fluctúa y la capacidad de generación de los grupos electrógenos suele limitarse a un cierto rango, suele ser una opción viable. Se utilizarán estas cuando haya una falta o una nula producción fotovoltaica. En otras palabras, sirven para optimizar la contribución de los paneles fotovoltaicos a la generación  del sistema híbrido. 

Esquema instalación híbrida solar

¿Qué ventajas ofrece un sistema híbrido solar diésel?

El hecho de tener más de un tipo de energía a nuestra disposición produce múltiples beneficios:

  • Energía constante disponible: en algunas franjas horarias como es el caso de las nocturnas no será posible aprovechar la energía solar. Contando con grupos electrógenos de respaldo habrá energía siempre que la precisemos.
  • Telegestión de sistemas híbridos: a través de un sistema EMS se puede controlar todo el sistema y equilibrar las fuentes de energías disponibles. A su vez este sistema permite reducir los costes de mantenimiento de los equipos, reduciendo la probabilidad de fallas.
  • Optimización de la energía: un sistema híbrido puede adecuar la energía a la necesidad en función de lo que se está consumiendo.
  • Contribuye al medioambiente: las soluciones de energía híbrida permiten reducir las emisiones de C02. Esto se debe al hecho de que el grupo electrógeno se convierte en una fuente de energía de respaldo, funcionando cuando sea necesario en lugar de las 24 horas.

Aplicaciones de un sistema híbrido fotovoltaico diésel

La energía solar híbrida suele ser un buen recurso para lugares remotos o que tienen problemas con la red eléctrica principal. Estos sistemas pueden aplicarse en diferentes situaciones y su uso se extiende para aplicaciones diversas como las telecomunicaciones, la ganadería, la industria y la electrificación rural.