Torres de iluminación: tecnología LED vs halógena

Foto del autor

By admin

De entre todas las soluciones eléctricas que puedes necesitar en un momento dado y que ponemos a tu disposición desde Morillo, una puede ser la torre de iluminación. Ya te hemos contado qué son las torres de iluminación y ahora queremos dar un paso más allá y explicarte el tipo de iluminación que puedes conseguir mediante la tecnología LED o la tecnología halógena. ¿No sabes qué son y en qué ventajas tienen la tecnología LED y la halógena? Sigue leyendo: te contamos todo lo que necesitas saber.

Qué es una torre de iluminación y para qué sirve

Las torres de iluminación pueden ser tu mejor opción cuando necesites luz artificial y no tengas cómo recibirla, por ejemplo, en obras, eventos en exteriores, zonas apartadas… Gracias a ellas dispondrás de la iluminación que necesitas de forma fácil y eficaz, pues son dispositivos muy fáciles de transportar y hasta pueden venirte bien para optimizar grupos electrógenos y otra maquinaria.

Qué es la tecnología LED y para qué sirve

La luz de tu torre de iluminación puede ser de diversos tipos. Dependiendo de tus necesidades, puede venirte mejor un tipo u otro. Una de ellas es la tecnología LED. Lo primero que debes saber de la tecnología LED es que su característico nombre hace referencia a sus siglas en inglés, Light Emitting Diode. Tal y como deduces, en este tipo de iluminación hay un diodo involucrado. Este se trata de un componente eléctrico que cuenta con dos electrodos y la electricidad circula únicamente en una dirección. De esta forma, la luz se genera mediante el movimiento constante de los electrones en el semiconductor.

Cuáles son las ventajas de la tecnología LED

Este tipo de tecnología te ofrece ventajas interesantes. He aquí sus principales beneficios:

  • Ofrecen una buena eficiencia energética: te vendrán bien cuando busques un bajo consumo energético. Te permiten ahorrar hasta un 80 %, sin desperdiciar energía, algo que se consigue gracias a que no se necesita calentar un filamento.
  • Cuentan con una larga vida útil: este tipo de bombillas suelen durar mucho, por lo que, en general, pueden resultar una buena inversión, teniendo en cuenta su duración y su eficiencia. La media de la vida útil de una lámpara LED es de entre 15 000 y 40 000 horas.
  • Son eco-friendly: este tipo de bombillas no cuentan con componentes químicos tóxicos, por lo que son respetuosas con el medio ambiente y también con nuestra propia salud.
  • Posibilitan la iluminación de acento: sirven para diferentes situaciones y están disponibles en una amplia gama de colores, resultando ideales incluso para crear iluminaciones de acento específicas.

Cómo funcionan las lámparas halógenas

El funcionamiento de las lámparas halógenas es similar al de las lámparas incandescentes, aunque presentan diferencias a nivel de emisiones de calor, siendo estas mayores en las primeras. Sucede así, sobre todo, debido al principal material que las componen, el vidrio de cuarzo, que es resistente al calor. Con el fin de que no aparezcan puntos negros en la lámpara, se añade gas al halógeno.

Cuáles son las ventajas de las lámparas halógenas

En función de lo que busques, pueden venirte mejor las lámparas halógenas en vez de la tecnología LED. He aquí sus principales beneficios:

  • Ideales cuando necesites iluminación de intensidad: este tipo de lámparas ofrecen luz potente con un amplio rango.
  • Su precio es asequible: si le das más importancia a la inversión a nivel económico que a las características que ofrece tu fuente de iluminación, debes saber que, por lo general, la tecnología LED presenta precios más elevados que las lámparas halógenas.

¿Te han quedado dudas sobre las diferencias entre la tecnología LED y las lámparas halógenas? ¡Pregúntanos!