Tipos de potencia según el régimen de trabajo de los generadores

Foto del autor

By admin

La potencia en la que puede operar un grupo electrógeno según el régimen de su trabajo está definida en la normativa ISO 8528-1. En esta, se indica la aplicación, las clasificaciones y el rendimiento para los generadores de corriente alterna accionados por motores de combustión interna recíproca (RIC). Según indica la regulación, se entiende por potencia de un grupo electrógeno, aquella potencia eléctrica disponible en la conexión del grupo para alimentar las cargas, excluyendo la necesaria para los trabajos auxiliares del grupo.

Dependiendo del uso que se le quiera dar a un grupo electrógeno, la norma establece cuatro clasificaciones distintas:

  • ESP (Emergency Standby Power)
  • PRP (Prime Rated Power)
  • LTP (Limited-Time Power)
  • COP (Continuous Operating Power)

Las siguientes clasificaciones presentadas están destinadas a ayudar a la comprensión entre fabricante y cliente, proporcionándole a este último, una base común donde comparar las clasificaciones de la ficha técnica de cada grupo electrógeno.

Cuando se conoce el funcionamiento y las reacciones de un grupo electrógeno según su trabajo, se pueden evitar daños mayores en sus componentes. Así como las variaciones de intensidad y los tiempos de uso, que determinaran la vida útil del grupo.

ESP (Standby Power)

Si el generador va a estar destinado a suministrar energía de emergencia, es decir, durante los cortes de la red eléctrica principal, hablaremos entonces de StandBy Power. Esta potencia permite una carga variable de máximo 200 h/año y el promedio de carga admisible en un período de 24h no debe de superar el 70% de la potencia máxima entregable.

PRP (Prime Rated Power)

La potencia Prime (PRP) se define como la máxima potencia que el generador es capaz de entregar, suministrando una carga variable durante un número ilimitados de horas al año bajo las condiciones estipuladas del fabricante. Esta función, permite a los grupos electrógenos soportar condiciones de sobrecarga, por lo común del 10%, durante una hora. No obstante, se debe tener en cuenta que el promedio de carga admisible en un periodo de 24h no debe de superar el 70% de la potencia PRP declarada.

La carga variable más común es la potencia PRP. En este caso, el generador realiza un trabajo en isla o en paralelo con la red, suministrando cargas variables en el tiempo, con picos puntuales hasta la máxima potencia declarada.

LTP (Limited-Time Power)

La potencia por tiempo limitado (LPT) es la máxima potencia que un grupo puede entregar durante un período de 500h/año bajo las condiciones estipuladas del fabricante. Permite una carga constante, y se aplica usualmente a grupos electrógenos que funcionan en paralelo con la red, para cubrir picos puntuales de demanda.

COP (Continuous Operating Power)

En último lugar, encontramos la potencia continua (COP) que hace referencia a la potencia que un grupo puede entregar suministrado una carga constante durante un número ilimitado de horas al año bajo las condiciones estipuladas del fabricante. Los grupos electrógenos con dicha potencia trabajan de forma intensiva con un formato 24/7.

Por lo general, se aplica a grupos electrógenos en paralelo o en cogeneración. Son muchas las distribuidoras eléctricas que fortalecen sus líneas de suministro con grupos electrógenos cuando su demanda de consumo sobrepasa la capacidad de la red de transporte de energía eléctrica.

Otro caso de aplicación de este tipo de grupo sería como soporte para complementar el suministro de compañía en industrias, hospitales y/o hoteles. En estos casos en particular, el generador entrega siempre una potencia constante de base y la red se utiliza para cubrir los picos de demanda puntuales.

¿Qué potencia debo elegir?

Potencia del grupo electrógeno según el uso. Fuente: Cummins Inc.

Para aquellas instalaciones de emergencia donde las interrupciones de servicio no son demasiado prolongadas, es decir, por debajo de las 200 ó 500 horas acumuladas en el año, tanto la potencia LTP como la ESP pueden ser adecuadas.

En las situaciones donde los cortes sean más prolongados que los mencionados con anterioridad, los generadores acumularan más horas de servicio. Por lo que es idóneo optar por las potencias de carga constante PRP o COP.

Factores ambientales (derating)

A la hora elegir un grupo electrógeno no es suficiente con conocer el uso y la potencia nominal de las cargas a alimentar. La valoración correcta de otros factores nos ayudara a determinar qué grupo electrógeno es el más adecuado para nuestra instalación. La ubicación, la presencia de cargas no lineales, las necesidades de aislamiento acústico o las condiciones ambientales del lugar, también serán agentes que considerar.

Todos los motores y alternadores de los grupos electrógenos son capaces de dar el máximo cuando operan en condiciones ambientales estándar o poco exigentes. Por lo contrario, cuando deben funcionar en entornos con temperatura ambiente elevada o a gran altitud sobre el nivel del mar, pueden ver reducidas sus capacidades.

Los fabricantes de motores suelen certificar un rendimiento, siempre que no se superen unas determinadas cifras. Generalmente, los 25ºC de temperatura y los 400 metros de altitud sobre el nivel del mar. Superados estos valores, el motor de un grupo electrógeno puede sufrir pérdidas de potencia (derating).

Por este motivo, es crucial conocer bien las condiciones ambientales en las que el grupo va a operar. Si quieres saber, con todo detalle, los efectos de la temperatura y la altitud en la potencia de un generador según los distintos escenarios ambientales, consulta nuestro artículo: ¿De que manera afecta la temperatura  y la altitud a la potencia de un generador?