Energía de emergencia para instalaciones deportivas

Foto del autor

By admin

La congestión de los hospitales a causa del covid-19 y el parón de las competiciones ocasionó la adaptación de muchas instalaciones deportivas como hospitales de campaña. Las infraestructuras de pabellones y clubs deportivos permitieron la atención a los pacientes leves afectados por el virus frente el colapso del sistema sanitario.

¿Qué futuro le espera a los centros deportivos?

El futuro de los centros deportivos es todavía incierto. Sin embargo, las condiciones que estamos viviendo exigen de un plan de contingencia para estos, en cuanto a equipamiento energético. Estos espacios se deben de adecuar con aquellos equipos que ofrezcan las mejores garantías en seguridad sanitaria y eficiencia energética, para así evitar la propagación del covid-19.

Grupos electrógenos para instalaciones deportivas

Las ampliaciones de potencia eléctrica en sus instalaciones y servicios son un factor determinante. La incorporación de grupos electrógenos de respaldo posibilita el incremento de disponibilidad y fiabilidad del suministro de energía de emergencia. No obstante, antes de reforzar el suministro eléctrico de estos espacios, se debe examinar la alimentación de energía principal y reserva, así como la operatividad de las instalaciones digitalizadas.

Los grupos electrógenos pueden generar energía en lugares de acceso remoto, como suministro principal allí donde la red de distribución no llega o conmutado para reforzar la seguridad de esta. En los centros deportivos estos actúan como fuente de apoyo de la puesta en marcha de la infraestructura. Ante un fallo de corriente prolongado, el equipo se pone en funcionamiento de manera automática.

La solución con las máximas garantías

Los grupos electrógenos garantizan el funcionamiento de los sistemas de calefacción, refrigeración, ventilación y seguridad, permitiendo su funcionamiento habitual hasta que se restablezca la energía.  Las recomendaciones para tratar de reducir los posibles contagios entre las personas en espacios cerrados indican que es clave un buen confort térmico. Asimismo, los generadores fortalecen el funcionamiento de las instalaciones de climatización y favorecen el mantenimiento de la ventilación. De modo que actúan como medida de prevención formando parte de la solución.