¿De qué manera afecta la temperatura y la altitud a la potencia de un generador?

Foto del autor

By admin

Todos los motores de aparatos eléctricos son capaces de operar en su máximo rendimiento siempre y cuando lo hagan bajo unas condiciones ambientales óptimas. Ahora bien, en determinados entornos con una temperatura ambiente elevada o a gran altitud sobre el nivel del mar el motor de estos puede sufrir una disminución de potencia (derating).

Por lo tanto, a la hora de dimensionar un grupo electrógeno es de vital importancia tener en cuenta los factores ambientales a los que será expuesto, para así poder prever y contrarrestar los efectos de la descalificación de potencia. Pero, ¿Cómo podemos intuir previamente los efectos del entorno dónde colocaremos el grupo electrógeno? A continuación te lo explicamos.

Factores ambientales que afectan al rendimiento de un grupo electrógeno

La temperatura y la altitud pueden causar contratiempos y acortar la vida útil de los grupos electrógenos, tanto si operan en standby, puesto que deben prevalecer largos periodos de tiempo paralizados, como en continuo porque el motor puede llegar a calentarse debido a la cantidad de horas de trabajo.

Los fabricantes de motores aseguran la valía de potencia de un motor siempre que no supere unas determinadas cifras (generalmente, los 25ºC de temperatura y los 400 metros de altitud sobre el nivel del mar). Sin embargo, la maquinaria puede suministrar toda su capacidad hasta los 40ºC de temperatura ambiente y los 1.000m de altitud. Sobrepasados estos valores, el motor puede sufrir pérdidas de rendimiento.

Temperatura

Los ambientes con temperaturas extremadamente cálidas (más de 40ºC) perjudican de manera íntegra los motores de los generadores.

Termómetro con temperaturas superiores a los 40ºC.

Efectos altas temperaturas

A partir de estas temperaturas se generan perdidas de potencia puesto que:

  • Sí el combustible, llega al motor demasiado caliente, por encima de los 40ºC mencionados anteriormente, la combustión no tendrá las condiciones óptimas y se tendrá que aplicar una reducción de potencia de hasta 3% por cada 10ºC.
  • Reducción de la efectividad de los sistemas de refrigeración. En caso de que, el radiador no se encuentre correctamente dimensionado el generador puede dejar de funcionar por completo por un exceso de la temperatura del agua.

España abarca una geografía diversa, compuesta por montañas, valles y costa, por tanto, la temperatura puede variar según la región. No obstante, en términos generales las temperaturas en verano se sitúan entre los 17 y 35 grados centígrados. Aunque a consecuencia de las olas de calor varias regiones de Andalucía como Sevilla y Córdoba pueden llegar alcanzar los 45ºC.

Efectos bajas temperaturas

Las temperaturas extremadamente bajas al igual que las altas perjudican al motor. El clima en España es relativamente cálido, pero eso no implica que durante el invierno haya zonas donde las temperaturas bajen por debajo de los 0ºC. Los Pirineos, Salamanca, Guadalajara, Teruel, Ávila, Burgos, Soria y Cuenca las mínimas rondan entre los -7ºC y los -15ºC.

Termómetro con temperaturas inferiores a los 0ºC.

En estos casos, el motor del generador tendrá complicaciones para arrancar ya que el aire de combustión estará muy frío y el combustible podría congelar. En el momento de arranque es cuando más energía se necesita. Por lo que si queremos conservar la temperatura óptima del motor, se debe instalar una estufa dentro del habitáculo del este y aislarlo del exterior mediante un sistema de rejillas motorizadas.

Altitud

Cuando elevamos por encima del nivel del mar los emplazamientos de grupos electrógenos, la falta de oxígeno y la menor presión afectan a la productividad de estos. En áreas de gran altitud, la presión del aire baja reduciendo la densidad del aire. De modo que, la disminución de los niveles del mismo puede generar problemas de arranque del generador.

Altímetro: instrumento de medición para conocer la altura sobre el nivel del mar de un punto.

¿En qué regiones de España se debe tener en consideración la altitud? La mitad del territorio de España se encuentra por encima de los 600m sobre el nivel del mar pero hay algunas regiones que superan la barrera de los 1.000m. En los Pirineos, la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central, el Sistema Ibérico y las Cordilleras Béticas las máximas alturas varían entre los 2.300 y 4.200m. Por otro lado, en las Canarias hay islas con altitudes máximas que oscilan entre los 1.500 y 2.000m (El Hierro, La Gomera y Gran Canaria) y, otras que superan los 2.400m como es el caso de la Palma o Tenerife.