¿Alquilar un grupo electrógeno temporal o ampliar mi potencia contratada?

Foto del autor

By admin

 

Si la potencia de red de tus instalaciones no cubre tus necesidades, es habitual preguntarse si es mejor alquilar un grupo electrógeno o ampliar la potencia contratada para suplir esa carencia.

Los grupos electrógenos son máquinas que permiten obtener electricidad allí donde no se dispone de una instalación eléctrica, gracias a motores de combustión interna. Son máquinas complejas que han de tratarse con sumo cuidado. Además, son también bastante caras si se necesitan potencias muy altas.

Por tanto, para que no malgastes dinero en algo que no necesitas o teniendo que reemplazar lo que compraste, hemos creado este breve artículo. Analizamos las ventajas, los inconvenientes y las variables más importantes a tener en cuenta.

¿Qué es más barato, alquilar o comprar?

Lógicamente, el alquiler va a ser mucho más barato y más rentable a corto plazo. Nunca vas a pagar de más, simplemente porque vas a consumir solo lo que necesitas y cuando lo necesitas.

Se puede querer ampliar la potencia disponible actual por varios motivos. Uno de ellos puede ser que se vaya a necesitar ciertos “apoyos” energéticos en determinados casos excepcionales.

Como, por ejemplo, que se vaya a dar un evento en unos días o semanas concretos. Ahí, sin duda, será mucho mejor alquilar los grupos electrógenos que comprarlos.

Cuando haya pasado el evento, devolverás lo que hayas alquilado y volverás a la normalidad. Sin embargo, si has decidido comprarlo, te tendrás que quedar con él y habrás pagado como si lo fueses a utilizar continuamente. Eso sin contar con que deberás invertir para mantener el equipo en óptimas condiciones y que siga siendo funcional.

Adaptar la instalación para ser adaptada

Damos por hecho que ya tienes una instalación bien preparada y ahora lo que quieres es que te dé más potencia.

Por tanto, has de tener en cuenta dos gastos diferentes: lo que te va a costar el nuevo grupo electrógeno que quieres instalar y lo que te va a costar adaptar la instalación que tienes para poder incorporarle el nuevo.

También es cierto que se puede dar el caso en el que no quieras unificar las dos potencias (del anterior grupo electrógeno y el nuevo), sino que quieras uno nuevo para abastecer una demanda energética aparte. En esa situación, no tendrías el coste añadido de tener que adaptar la antigua instalación.

La apuesta segura

Para no arriesgar al invertir demasiado dinero en una instalación de este tipo que no sabes si podrás aprovechar o no, lo más recomendado será alquilar. Al menos, en un principio.

Piensa que puedes optar por alquilar un grupo electrógeno para las primeras veces en las que vayas a necesitarlo. Y si en un futuro ves claramente que vas a necesitar esa potencia “extra” durante mucho tiempo, podrás dejar de alquilar sin ningún problema y pasar a ampliar la potencia fija.

Cómo elegir cuál es el que necesito alquilar

En el caso de que hayas decidido que te conviene más alquilar que comprar, aún no está todo decidido. Falta saber cuál es el mejor para tu caso concreto.

Hay grupos electrógenos disponibles para su alquiler de distintas potencias. En Morillo contamos con 5 diferentes:

  • De 3 a 6 KVA
  • De 10 a 45 KVA
  • De 45 a 400 KVA
  • De 250 a 500 KVA
  • De 650 a 1250 KVA

Cada uno será la mejor opción para unas situaciones distintas. No solo tienes que fijarte en la potencia que te podrán suministrar, sino también en el tiempo que pueden estar funcionando de manera continua.

Los dos más pequeños están pensados para trabajar de forma esporádica. En cuanto los otros tres, tienen un diseño que les permitirá trabajar varios días seguidos, gracias a sus depósitos expandidos.

Conclusión

Como en casi todo, al final la decisión dependerá de cada caso concreto. Si podemos sacar alguna conclusión fija, es que la apuesta más segura será la de empezar alquilando.  Sobre todo, porque supondrá una inversión económica mucho menor.

En cualquier caso, si te queda alguna duda, vas a poder contactar con el equipo de atención al cliente de Morillo.

Llevamos años trabajando con estas máquinas. Esa experiencia nos ayudará a aconsejarte sobre cuál es la mejor opción para ti.