Almacenamiento de grupos electrógenos: pautas de seguridad

Foto del autor

By admin

almacenamiento de grupos electrogenos

En Morillo sabemos que el almacenamiento de los grupos electrógenos puede ser un verdadero rompecabezas en algunas ocasiones. De hecho, es muy común alquilar un grupo electrógeno concreto previendo la demanda energética, el espacio disponible y los requerimientos energéticos, pero olvidando dónde guardarlos cuando no vayan a ser utilizados.

Por eso, con este artículo tiene dos objetivos fundamentales: concienciar de la importancia que tiene también calcular su almacenaje y ayudar a hacerlo siempre con seguridad.

En cualquier caso, recuerda que siempre podrás contactar con nosotros si te quedase alguna duda. Sobre todo en estas cuestiones de seguridad, siempre es mejor estar completamente seguro de que se está haciendo lo correcto antes que tener que lamentar perjuicios mayores.

1. Manual de seguridad oficial

Cuando se adquiere un grupo electrógeno, éste siempre ha de venir acompañado de su manual técnico oficial. En él, se recogerán las medidas de seguridad básicas que se deben seguir. Aunque en este artículo vayamos a hacer un repaso de las más generales, puede que el grupo que vayas a alquilar tenga otras más específicas.

Por eso, siempre que se vaya a hacer algún tipo de manipulación de estas máquinas deberá hacerse siguiendo las instrucciones del manual. Dicha manipulación puede ser la puesta en marcha o el propio almacenamiento, entre otras.

Si no encontrases estas pautas de seguridad, pregunta al suministrador de la máquina.

2. Personal movilizador

Para realizar el transporte de los grupos electrógenos al almacén, se deberá contar con operarios especialmente preparados para mover grandes cargas. Esta preparación, por supuesto, consistirá en darles las pautas de seguridad apropiadas y el equipamiento necesario. Como pueden ser botas de trabajo, cascos, guantes, etc.

3. Maquinaria necesaria

Esos operarios que mencionábamos deberán contar también con acceso a máquinas bien preparadas para cargar con los pesados grupos electrógenos. En función del tamaño y peso de los grupos a transportar, se podrán utilizar unas máquinas transportadoras menores o mayores.

En otra ocasión ya hicimos un artículo repasando las precauciones de seguridad más importantes para la carga y transporte de maquinaria pesada.

4. Acondicionamiento del local de almacenaje

Desgraciadamente, es bastante común no contar con un almacén lo suficientemente preparado como para guardar los grupos electrógenos. Ya sea por falta de previsión o por no darle la importancia que merece.

Aunque estas máquinas cada vez están más preparadas para aguantar condiciones adversas, hay características por las que siempre necesitarán un resguardo especial.

La primera condición imprescindible que debe cumplir el local de almacenamiento es tener un protección absoluta contra agentes químicos. Estos agentes pueden deteriorar gravemente los componentes de la máquina, pero también los hay que afectarán a la salud de los trabajadores.

Ten en cuenta que los grupos electrógenos son máquinas que funcionan con combustibles fósiles. Y estos combustibles en sí ya se puede considerar un agente químico. Por tanto, es relativamente fácil que se produzcan gases y humos perjudiciales para la salud si el lugar de almacenamiento no está protegido debidamente.

Además, por esa misma razón, se recomienda siempre que los locales de almacenaje tengan una ventilación suficiente. Esto es, disponer de rejillas o ventanas para que, en caso de formarse esos gases, humos o vapores, no se queden atrapados dentro del local.

Especialmente cuando vayan a guardarse los grupos durante mucho tiempo, la ventilación es muy importante. La acumulación de gases podría llegar a ser muy tóxica y poner en serio riesgo la salud de los operarios que entren al local para transportarla.

En este sentido, otra buena práctica sería dejar abiertas las puertas de entrada durante unos minutos antes de la movilización. Así, aunque por algún error no se haya ventilado adecuadamente, el riesgo para los trabajadores será mucho menor.

Como puedes ver, el almacenamiento también es un tema muy serio que merece especial atención. Recuerda siempre hacerlo con prudencia y siguiendo todas las pautas de los manuales de seguridad.